Página 31 - 377

Versión de HTML Básico

EDICIÓN INTERNACIONAL
Año. 32 - Num. 377 / 2014
prefiere gastar el poco dinero que
tiene en aparatos que en mobiliario.
En este contexto, destaca tam-
bién que uno de los sectores del
mueble más lastimado es la rama
de mobiliario de oficina y escolar,
donde empresarios señalaron estar
“peor cada día”. Entre las razones
que destacan se encuentran: poco
poder adquisitivo de sus clientes;
incremento desmesurado –sin razón-
de materiales para producir; cada
vez menor apoyo gubernamental
o prácticamente nulo y más carga
impositiva de impuestos.
Todo esto, más los pagos que
normalmente tiene que realizar
una empresa formal como licen-
cias, seguridad social de los traba-
jadores, luz, gasolina, diesel, gas,
entre muchos más, provoca que
los empresarios de la industria del
mueble vean afectadas negativa-
mente sus empresas y auguren muy
malos pronósticos para los meses
que vienen e incluso, algunos más,
auguran una crisis de por lo menos
dos años.
38.3 De cada 100 mexicanos
no tiene dinero para comprar
comida, mucho menos muebles
De acuerdo con Society at a
Glance 2014, reporte de la Or-
ganización para la Cooperación y
Desarrollo Económicos (OCDE),
México tiene el ingreso nacional
disponible más bajo de los miem-
bros de la organización, con menos
de un tercio del promedio de ésta.
Además, los mexicanos ocupan
el segundo lugar en desigualdad de
ingresos. El ingreso promedio del
10% de los más ricos es 29 veces
el correspondiente al 10% de los
más pobres de la población, en
comparación con el promedio de
la OCDE de 9.5.
De los miembros de la OCDE,
al menos 38.3 de cada 100 perso-
nas en México (casi 4 de cada 10)
no disponen de suficiente dinero
para comprar comida, sostuvo el
reporte, que mide la inequidad
en el conjunto de naciones que
pertenecen a la OCDE, en donde
hay naciones económicamente
desarrolladas y en desarrollo.
En cuanto al nivel de pobreza
relativa es el segundo más elevado
en el área de la OCDE: uno de
cada cinco mexicanos es pobre, en
comparación con alrededor de 1 de
10 que corresponde al promedio
de la OCDE.
Con estas cifras, donde se señala
también la alta tasa de desempleo
en México y es el sector informal
el que agrupa a más del 60 por
ciento del empleo en nuestro país,
es de esperarse que la industria
del mueble esté pasando por una
severa crisis cuando los mexicanos
no tienen los ingresos para gastar
en muebles, ya que una gran parte
de la población no tiene ni sus
necesidades básicas cubiertas.
Ocotlán, “la cuna
del mueble”, en crisis
Una muestra más de la reciente
crisis que registra la industria del
mueble en México, es que fabri-
cantes de Ocotlán, Jalisco, uno de
los importantes bastiones de este
sector en el país, señalaron que
sus ventas han caído considera-
blemente, por lo que producción
ha disminuido considerablemente.
De acuerdo a fabricantes mue-
bleros de Ocotlán, las ventas han
disminuido hasta en un 30 por
ciento, lo que se traduce en 20 mil-
lones de pérdidas en lo que va del
año en ese lugar. (El Informador /
Georgina García)
En este contexto se señala que
30 empresas de Ocotlán que tienen
en nómina entre 50 a 60 emplea-
dos están atravesando por tragos
amargos. El Presidente de la Aso-
ciación de Fabricantes de Muebles
de Ocotlán (AFAMO), Juan Carlos
Díaz, informó que la asociación
cuenta con 65 de 300 fabricantes
del municipio y que el 50% de sus
integrantes ha reportado dificultades
económicas.
Es así que dentro de este desolador
panorama, las empresas se han visto
obligadas a bajar su producción para
mantenerse en pie, reducir las horas
laborables de sus trabajadores y aun
así ya son 600 empleos menos de
acuerdo a cifras dadas a conocer por
el presidente de AFAMO.
Grandes son los retos que en-
frenta la industria del mueble en
México desde hace tiempo, ya que
por su propia composición (en su
mayoría pequeñas y medianas em-
presas familiares) ésta tiene que
atreverse al cambio para innovar y
mejorar sus sistemas de producción.
Sin embargo, será muy difícil
que lo logren en medio de una
economía paralizada o en franca
recesión como la que se registra en
México, donde los empresarios no
cuentan con apoyos gubernamen-
tales para afrontar su moderniza-
ción, y menos aún si lejos de ser
apoyados están “siendo castigados”
con un cobro inusitado de impuestos
y “cacería de brujas”, gracias a la
reciente reforma fiscal.
Los empresarios
encuestados coincidieron
también en que las
recientes modificaciones
a la ley fiscal terminaran
por afectar o propiciar
la desaparición de las
Pymes muebleras
Los mexicanos
ocupan el
segundo lugar en
desigualdad de
ingresos