Página 46 - 378

Versión de HTML Básico

DENUNCIA
EDICIÓN INTERNACIONAL
Año. 32 - Num. 378 / 2014
CIUDADANA
L
as redes sociales siguen
siendo un excelente
parámetro para medir
el descontento o ani-
mación que existe en-
tre los ciudadanos sobre un tema
en particular; en el caso concreto
de las “estrategias” aplicadas por el
actual gobierno federal para mejorar
la economía, la vox populi, clama:
“Peña Nieto, ya deja de menear, no
muevas más a México, estábamos
mejor cuando estábamos peor”
“Que EPN ya no siga moviendo a
México” y frases por el estilo que
denotan la molestia por el rumbo
que toma el país, a tan solo año y
medio de esta nueva administración.
El humor negro, que raya en el
sarcasmo es la constante y es un
ejemplo claro del descontento que
hay entre los mexicanos en general,
pues a pesar de que los políticos
se esfuerzan en sus discursos por
convencer de la baja en los índices
de criminalidad, de las buenas ex-
pectativas que se tienen para la
economía, de las bondades de las
reformas implantadas, lo cierto es
que entre la población se percibe
todo lo contrario.
La falta de empleos, el cierre
Que Peña Nieto ya no
intente “mover” a México
Las redes sociales un parámetro del descontento
que viven los mexicanos por la situación actual
de negocios, la creciente ola de
violencia y hasta las muestras cada
vez más intensas de bullying en las
escuelas, son para los ciudadanos
un reflejo de que México se está
moviendo, pero hacia el lado op-
uesto, ese que nada tiene que ver
con las promesas de prosperidad
y crecimiento que llevaron a la
presidencia al señor Enrique Peña.
De acuerdo a empresarios del
país, diputados y senadores han
tenido un pésimo desempeño
durante su actuación legislativa,
donde su labor ha dejado mucho
que desear, aprobando al vapor y
por consigna reformas propuestas
por el presidente Enrique Peña
Nieto que no van a ayudar en
nada al desarrollo del país.
Y cuando legislan por su
cuenta son peores, consideran
empresarios, ya que las pocas
iniciativas que han presentado
van dirigidas a perjudicar a la
sociedad, a la familia, a la moral
y buenas costumbres.
De acuerdo a diversas opin-
iones, las iniciativas que han
presentado los legisladores, lejos
de beneficiar a la sociedad alteran
el orden natural de la familia,
como la aprobación a matrimo-
nios del mismo sexo, en lugar
de estar presentando iniciativas
que beneficien a la sociedad en
general en el tema económico,
de seguridad, de prosperidad,
desarrollo o crecimiento.
Ya hace un tiempo, el estudio
Perspectivas de laAlta Dirección
en México 2012, reveló que el
trabajo legislativo era uno de
los peores vistos por parte de la
ciudadanía.
De un universo de 400 encues-
tados (directivos de empresas
de todos los tamaños, industrias
y regiones del País), se expuso
que en el caso de los diputados,
El trabajo legislativo
en México es pésimo
La percepción entre la
ciudadanía es una mala actuación
Las iniciativas que han
aprobado dañan a la
sociedad y a la familia
44 por ciento consideró que su
labor es mala frente al entorno
económico que vive el México.
“En menor porcentaje pero
con un índice alto, 42 por ciento
eligió que era pésimo. En 2011, la
percepción para los mismos era
mala en 37 por ciento (menor a la
de 2012) mientras que la pésima
era superior (48%) a la actual”.
Sólo 1% dijo que era bueno,
13 por ciento regular y 0% ex-
celente, datos que no mostraron
cambios con la encuesta del año
previo.
En el caso de los senadores,
la calificación pésima bajó de 38
a 32 por ciento, lo que significó
un incremento del concepto de
malo que subió de 39 a 42 por
ciento en un año.
Para este sector de legis-
ladores, su trabajo en el momento
económico referido, tuvo un re-
punte positivo al crecer de 20 a
22 por ciento, aunque solamente
4 por ciento le dio el beneficio
de bueno, pero sigue desierta la
casilla de excelencia.
Por supuesto que estas cifras
denotan un reclamo al Poder
Legislativo en cuanto a la lenti-
tud del proceso de reformas en
un entorno de crisis y siguen sin
vislumbrarse las acciones que se
esperarían.
En la escala reprobatoria les
siguen los Gobierno Estatales,
de quienes su participación es
regular con la anuencia de 37 por
ciento de los encuestados, pero 35
por ciento dijo que era mala, 18
por ciento pésima, 9 por ciento
buena y 1% excelente.
Grande ha sido la desilusión por
parte de los propios seguidores del
priismo al darse cuenta de que el
presidente Enrique Peña Nieto no ha
cumplido con sus expectativas y que
su programa de trabajo no cumple,
ni siquiera en lo más mínimo, con lo
que la sociedad requiere.
Especialistas en el tema señalan
que Peña Nieto definitivamente falló
al pueblo de México, el cual tiene
que sufrir sus decisiones equivo-
cadas de gobierno, que lejos de
avanzar en la construcción positiva
del país, lo están sumiendo en un
ambiente de caos, inseguridad e
incertidumbre económica.
Lejos quedaron sus promesas de
campaña, las cuales no ha cumplido
el priista, quien además se rodeó de
un gabinete cuyo trabajo ha dejado
mucho que desear, ya que se ha
visto totalmente incapaz de apoyar
e instrumentar programas de gobi-
erno que realmente beneficien a la
sociedad mexicana.
Lamentablemente el gobierno
de Peña Nieto no avanza
El trabajo de su gabinete ha dejado mucho que
desear y la sociedad se ve severamente afectada
Como señalan diversos analistas
en el tema, no se puede hacer men-
ción de ningún secretario de Estado
que haya destacado en su labor con
resultados efectivos para brindar
bienestar y seguridad a losmexicanos.
Diversos conocedores del tema,
así como políticos de oposición, seña-
lan que los poco más de 18 meses
que el priista lleva en el cargo sólo
han servido para una cosa: demostrar
el fracaso del proyecto –si es que
existía alguno distinto a satisfacer
los intereses de una clase política
poderosa- del actual presidente de
México.
Ya se leyeron en los titulares de
diciembre del año pasado, donde se
daba cuenta de que el primer año de
gobierno de PeñaNieto se caracterizó
por el fracaso y una muy mala cali-
ficación por parte de los mexicanos.
En tanto, algunos analistas no han
dejado de ironizar con la actuación del
gabinete presidencial, del cual –dicen-
sólo destaca JoséAntonio Meade en
dar resultados al presidente –no a la
ciudadanía- por las “estupendas”
giras que le organiza.
Cabe anotar que José Antonio
Meade, quien fuera secretario de
Hacienda en el mandato de Felipe
Calderón, es señalado de retirar
los recursos economicos de las de-
pendencias federales en el último
trimestre del 2012 y resguardarlo
hasta el final del mandato de Cal-
derón; esto –dicen algunos- para
que los panistas no hicieran el año
de hidalgo, cosa que los priistas han
hecho toda la vida.
Con esta acciónAntonio Meade
logró el nombramiento del sec-
retario de relaciones exteriores y
provocó que el gobierno dejara de
inyectar dinero al ejercicio pro-
ductivo del país desde el último
trimestre del 2012 y hoy, casi dos
años después, se padecen los efectos
de esta operación.
Lamentablemente el equipo comandado
por el presidente Peña a dejado mucho que desear
en el desarrollo y progreso de los mexicanos
y
muchos
más...