Página 36 - 381

Versión de HTML Básico

Fabricas
-
Notimueble
2015
36
Serán los industriales y comerciantes
muebleros los encargados de frenar el
decremento en este sector
El gobierno no cuenta con una política de apoyo a la industria y comercio.
Mejorar sus sistemas comerciales y de mercadotecnia el camino. Deberán ampliar
sus carteras de clientes para quitar la dependencia de las cadenas
Después de varios años de caída sin
protección, deberán ser los propios
empresarios de la industria y comercio
del mueble, quienes den la cara y
realicen acciones y actividades para
frenar la caída estrepitosa por la que
atraviesa el sector del mueble.
En la actualidad más del 95 por
ciento, lo integran empresas micro,
pequeñas o medianas, por lo que su
estructura empresarial deja mucho
que desear dentro de los parámetros
de otras industrias nacionales o en
comparativo con otros países. La
mayoría pueden catalogarse como
carpinterías o tapicerías grandes, en
cuanto a lamentalidad y educación en
materia de mercadotecnia, así como
en el diseño y ahora en la utilización
de redes sociales. Tal parece que
estas empresas solo se han dedicado
a copiar lo que ya está establecido.
La comunicación global ha llevado a
los artesanos del mueble a solamente
hacer una mala copia de un mueble
conocido mundialmente por su ori-
ginalidad y nuevo diseño. Tal parece
que estas herramientas en lugar de
estar a nuestro favor, se volvieran
en nuestra contra. Es imperante que
la creatividad en el sector mueblero
deMéxico sea la que prevalezca y se
puedan desarrollar piezas únicas en
base a nuestros esfuerzos, sin duda
este tipo de mentalidad llevara al
merado hacia una nueva dirección.
Es triste ver que los directores genera-
les de las empresas que en sumayoría
sean los propietarios de lasmismas no
puedan delegar responsabilidades en
sus áreas de trabajo lo que los lleva
hacia un desempeño ineficiente de sus
actividades, volviendo a su empresa
improductiva o poco rentable.
Otro paradigma sin duda dentro del
sector mueblero es el poco acceso
al financiamiento para la operación
de las empresas. Esto se ve reflejado
en la falta de liquidez que tienen para
emprender o buscar nuevas herra-
mientas que ayuden a que hayamayor
levantamiento de pedidos y por los
mismo un poco rotación de pedidos.
Las desventajas parecen tornarse
lastimosamente para los fabricantes
de muebles, ya que parece que sus
clientes hacen lo que quieren con
ellos. Son siempre ellos los que se
quejan de sus clientes, los argumen-
tos parecen siempre ser los mismos
que a quienes les venden, ya sean
a las cadenas o departamentales y
de autoservicio de los descuentos
que les realizan, de la falta de pago
oportuno y de la inexistencia de una
programación seria de entregas, pro-
voca que no se puedan administrar
profesionalmente sus empresas, y
si les agregamos la poca cartera de
clientes, esto no ayuda al empresario,
pues tampoco quieren venderle a los
pequeños ni mucho menos viajar a
poblados menores, esto y otras circunstancias solo
ensombrecen el panorama del sector.
Los directivos deben de tomar medidas contrarias a las
actuales y buscar atender atender a un mayor número
de clientes en todo el territorio nacional.
Es triste ver como el Gobierno Federal se ha des-
entendido de brindar algún apoyo o asesoría a los
fabricantes del sector que solo se adolecen en frente
de las autoridades con los constates cierres de las más
pequeñas empresas sin que parezca importarles. La
Secretaría de Economía lejos de ser un apoyo se ha
vuelto un estorbo pues no cuenta con una política de
apoyo industrial o comercial para los empresarios de
nuestro país, tal parece que deben de rascarse con sus
propias uñas para tratar de sobrevivir a los tiempos de
crisis por los que México atraviesa.
Ymejor ni hablar del dichoso INADEMque solo cobra
una gran cantidad de nómina del erario público y no
favorece ni facilita procesos para que los principales
protagonistas de la industria puedan encontrar el
hilo negro o la respuesta para salir de los problemas
por los que atraviesa la industria mueblera incluidos
fabricantes y proveedores.