Página 68 - 381

Versión de HTML Básico

Marcas
-
Notimueble
2015
68
MARCAS
EDICIÓN INTERNACIONAL
Año. 33 - Núm. 381 / 2015
PRODUCTO DE MARCA
Claves para elegir la campana de
la cocina
¿Entre cuántos tipos de campanas se puede elegir?
Pueden encontrarse campanas decorativas de distintos tamaños que se instalan sobre
la isla o la península; integrables, que se ocultan en un armario y se ponen en marcha
al tirar de la puerta abatible; horizontales, que se instalan bajo un mueble alto, y
telescópicas, que se integran en los módulos altos y solo son visibles cuando están
funcionando. También podemos realizar una carcasa a medida con grupos filtrantes
y un motor en su interior. Y, por último, están las campanas de superficie, que se
instalan en la encimera.
¿Qué tamaño debe tener la campana extractora?
Como mínimo, debe tener la misma anchura que la placa de cocción, aunque lo
ideal es que sea mayor para mejorar la capacidad de absorción. Es decir, si la placa
es de 60 cm, la campana debería medir 70, 80 o 90 cm. También es importante la
potencia, que se calcula en función del tamaño de la cocina. La fórmula para acertar
con la potencia es multiplicar los m2 de la cocina por su altura y multiplicar esta
cifra por 12. Así, una cocina de 10 m2 y 2,7 m de altura necesitará una campana con
una potencia de 324 m3/h.
¿Consume mucha energía una campana?
Comparada con otros electrodomésticos, la campana es uno de los que menos energía
consume, aunque el gasto final siempre dependerá de la potencia del modelo que se
haya elegido. Cuando la campana funciona a potencia mínima, se calcula que el gasto
es de unos 70 w/h y cuando funciona a máxima velocidad y con la luz encendida es
de unos 200 w/h. Las campanas suelen tener tres velocidades, aunque algunas ya
incluyen una cuarta.
¿Todas necesitan una salida de humos exterior?
Siempre es preferible instalar un tubo conductor que lleve los humos y malos olores
al exterior. Sin embargo, si por las características de la casa no es posible realizar
esta obra, se puede optar por una campana con filtros de carbón activo que funcione
por recirculación. En estas campanas el aire se filtra (los filtros deben cambiarse
periódicamente) y es enviado de nuevo a la cocina. Casi todas las firmas ofrecen
campanas con ambos sistemas.
¿Qué hay que tener en cuenta en su instalación?
Uno de los aspectos más importantes es respetar la distancia de seguridad respecto a la
placa de cocción que, como mínimo, deberá ser de 70 cm si la placa es vitrocerámica
y de 75 cm si es de gas. Otro punto importante es que el conducto de salida sea lo
más recto posible, para facilitar una buena circulación y evacuación de los humos y
malos olores. Lo mejor, por razones de seguridad obvias, es confiar la instalación a
un técnico especializado.
¿Cómo realizo un buen mantenimiento?
Es importante prestar atención a los filtros, que deben renovarse o lavarse periódi-
camente. Si son metálicos, puedes lavarlos en el lavavajillas, preferiblemente en la
parte trasera del aparato para que el abrillantador no los oscurezca. Si, en cambio,
optas por una campana con filtros de carbón deberás renovarlos en función del uso de
la campana y de la frecuencia que indique el fabricante (calcular aproximadamente
cada tres meses).
¿Cómo debo usarla para sacarle mayor partido?
Si quieres que funcione al máximo rendimiento, evita las corrientes de aire, ya que
podrían desplazar los humos lejos del aparato. Por ello, cierra la puerta de la cocina
o la ventana, si dispones de ella. Puedes encenderla unos minutos antes de poner el
recipiente al fuego y, una vez apagado, dejarla en marcha durante unos cinco minutos.
Lo ideal es seleccionar una potencia alta para absorber bien las grasas, y una baja
para los vapores de agua.
¿Qué funciones incluyen los nuevos modelos?
Además de las funciones convencionales –las diferentes potencias de extracción y la
luz– los modelos más completos incluyen funciones automáticas muy prácticas. Por
ejemplo, la desconexión automática retardada si te dejas la campana encendida; la
activación automática y el control de la capacidad de aspiración al detectar humo en la
cocina, o la programación electrónica de la velocidad que se realiza a través de sensores.
¿Qué es lo más novedoso que se puede encontrar?
En cuanto a diseño, destacan las campanas que se integran completamente en la pared
o en el techo y que eliminan obstáculos visuales. También se imponen los modelos de
superficie que se instalan en la encimera, justo donde se generan los humos. Suelen
mantenerse ocultas y solo se elevan cuando se van a utilizar. Otra tendencia son las que
emulan una lámpara. Y lo más nuevo son las campanas que se instalan bajo la placa
de cocción.
¿En qué hay que fijarse al adquirir la campana?
Es importante que tenga motores blindados de hierro y no de plástico para evitar que
entre grasa, polvo y suciedad. Escoge un modelo con varias velocidades y una válvula
antirretorno que impida que, una vez apagada, los humos y olores vuelvan a la cocina.
La capacidad de absorción mínima debe de ser de 600-700 m3 y el nivel de sonoridad
no debe superar los 60 decibelios. Hay que preferir un diseño que se ajuste al estilo de
su cocina.
Fuente: www.elmueble.com