Página 5 - 384

Versión de HTML Básico

Es una publicación mensual
editada por: Divulgación
Editorial S.A. Argentina 824
Col. Moderna C.P. 44190.
Editor Responsable: Juan
Manuel Reyes Brambila No.
de Certificado de Licitud
de Contenido 1214 No. de
Reserva de Título de Derechos
de Autor 1982
Director general / editor
:
Lic. Juan Manuel Reyes
Brambila
Publicidad
:
Lic.
Liliana Beas
-
Mercadotecnia
y relaciones públicas
:
Jorge
A. Reyes L. Malo
-
Relaciones
internacionales
:
Lic. Luis H.
Reyes Malo -
Redacción
:
José
Humberto Reyes
,
Nohemí
Ramos
Circulación y suscripciones
:
E n r i q u e O k a d i o
-
Administración
:
­Lic. Juan
Manuel Reyes López Malo -
Contabilidad
:
C.P.DanielPérez
-
Comercialización
:
L.A.E.
José Luis Rodríguez Reyes.
Diseño
:
L
.
D.G.NoemíAlvarado
Lizardi , RaúlVillarrealMacías.
Fotolito
:
Francisco Aldaba -
Impresión
:
José C. Aldaba,
Victor Manuel Aceves Pérez
-
Control
:
Salvador Ocegueda.
Miembro de la:
Unión Internacional de Prensa
Profesional de Amueblamiento
Distribuido por:
Servicio
Postal Mexicano
Oficinas y
Talleres:
Argentina 824 Col.
Moderna 44190 Guadalajara,
Jal. Tels. 1368 6151, 1368
6152 Fax: 1368 6154 Oficinas
México, D.F. Río Nazas 143
Planta Baja Col. Cuauhtémoc,
México, D.F. Tels: (01-55)
35-44-40-33, 55-14-13-
61.
Visítenos en Internet:
www.notimueble.com.mx
Escribanos en:
notimueble@
notimueble.com.mx
Directorio
Entredicho
¿Qué Hay de Novedades?
La falta de comunicación interna
en las empresas, es una de las peores
adversidades que enfrenta la industria
nacional en general.
Exposiciones que traen consigo fructìferas ventas y
mejor desempeño económico.
ENTREDICHO
La comunicación en las empresas.
L
a falta de comunica-
ción interna en las
empresas, es creo
yo una de las peores
adversidades que
enfrenta la industria mueblera y
tal vez me atrevería a decir que
la industria nacional en general,
pues es precisamente en el in-
terior de las empresas donde se
generan todos los males y pro-
blemas, que posteriormente re-
percuten en los clientes externos
y compradores. Muchas veces el
principal obstáculo a superar, son
los conflictos o luchas de poder
que se originan entre los propios
empleados, o departamentos, que
se bloquean unos a otros, sin ni
siquiera pensar que los únicos
perjudicados en el largo plazo,
son precisamente los mismos
trabajadores, pues en cuanto
la firma pierda rentabilidad,
los primeros que van a perder
su fuente de ingreso son ellos
mismos. Es frecuente ver en los
talleres o fábricas, a empleados
que por su antigüedad dentro
de la firma, siguen esquemas
de trabajo, que muchas veces
son inadecuados u obsoletos,
más sin embargo, se niegan a
aceptar sugerencias de otros ya
sea porque consideran que son
jóvenes inexpertos, o porque
vienen de una mujer, o simple-
mente, porque han entrado en un
estado de confort y se resisten
a experimentar con nuevas ma-
LUIS PAZOS
El impune saqueo en los estados.
E
n los gobiernos
del PRI el siglo
pasado, el Presi-
dente era el rey y
los gobernadores
virreyes, nombrados por el
rey. La Constitución, a imita-
ción de la de Estados Unidos,
convirtió las provincias en
“Estados libres y soberanos”.
A partir de que pierde la Pre-
sidencia el PRI en el 2000, los
gobernadores priistas utilizan
lo de “libres y soberanos” para
gobernar y gastar sin dar cuen-
tas claras.
Cuando fungí como presidente
de la Comisión de Presupuesto
y Cuenta Pública en la LVIII
legislatura, 2000-2003, redacté
una carta a los gobernadores,
donde les pedí rindieran cuen-
tas al Congreso Federal de las
participaciones federales, que
en los Estados representan la
mayor parte de sus ingresos,
pues no sabíamos en qué y
cómo gastaban. Los asesores
me dijeron que perdía el tiempo
pues no hay competencia federal
para pedir cuentas a los goberna-
dores. De todas maneras se las
envíe. De los 32 gobernadores
solo uno se tomó la molestia de
contestarme.
A partir del año 2000 aumenta-
ron los recursos a los estados,
en gran parte usados para forta-
lecer al partido del gobernador
en turno, engrosar su patrimo-
nio personal y el de los altos
funcionarios estatales, pues a
ninguna autoridad superior o
independiente, ni al IFAI ni
a la ASF, rinden cuentas. Los
gobernadores controlan Congre-
sos locales y poderes judiciales
estatales, lo que les permiten
manejar sin ningún freno los
recursos fiscales.
En Estados como Oaxaca, Chia-
pas, Yucatán, Veracruz, Tamauli-
pas, Coahuila, por poner algunos
ejemplos, la Auditoria Superior
de la Federación (ASF) y la
SHCP detectaron desvíos y
falsificación de documentos
para crear o desaparecer deu-
das, entre otras irregularidades,
pero no tienen competencia
para consignar ni castigar a los
funcionarios estatales respon-
sables. Esas dependencias fe-
derales entregan los resultados
de sus auditorías a funcionarios
estatales del mismo grupo que
cometieron los desvíos. Los
gobernadores que entran, del
mismo partido, puestos por el
anterior, solapan y ocultan los
robos de recursos millonarios
de sus antecesores.
Debe reformarse el art. 79
constitucional para que otorgue
competencia a la Auditoria de
la Federación (ASF), audite las
participaciones federales a los
Estados y consigne irregulari-
dades a tribunales federales.
recia es el tercer mundo en
Europa.
neras de hacer las cosas.
Es claro que sistemas arcaicos
en un mundo tan cambiante y
competitivo, terminan por lle-
var a la quiebra hasta a la me-
jor de las empresas, y si a esto
agregamos la resistencia y mala
actitud de los trabajadores, pues
el círculo que lleva a la deca-
dencia a una fábrica se cierra.
Hay que aclarar también, que la
culpa no es del trabajador, sino
de los directivos y propietarios
del negocio, quienes deben es-
tar atentos para evitar este tipo
de situaciones, de promover
además del trabajo en equipo,
la capacitación y superación
de sus empleados, ofreciendo
estímulos y reconocimientos a
su desempeño, a fin de evitar
que caigan en el conformismo,
más aún promover que sean
ellos mismos –los trabajado-
res- quienes estén impugnando
por mejoras en los procesos de
fabricación, comercialización, y
atención al cliente final.
Trabajar para el
equipo, no para el jefe
Nunca falta aquel trabajador,
que anda para arriba y para abajo
cuando su superior inmediato
está presente, pero en cuanto el
jefe se da la vuelta, adiós a su
buena actitud y disponibilidad.
Tal parece que se apaga el switch
y ni atiende a sus responsabilida-
des, ni a los requerimientos de su
equipo de trabajo, mucho menos
los de compañeros y clientes; ¿y
qué sucede? pues que empieza
ahí la cadena de atrasos, de re-
trabajo, de conflictos personales
entre colegas, de recriminacio-
nes, de la generación de un mal
ambiente de trabajo, hasta que
finalmente tanta negatividad ter-
mina por afectar a la compañía.
El meollo del asunto, es que el
jefe, nunca se dio cuenta esta
mala actitud, que afecto a toda
la empresa, pues hábilmente
este mal trabajador, siempre
demostraba un buen desempe-
ño, frente a sus superiores y no
hubo quien le informara de la
situación.De manera lamenta-
ble el hecho narrado, es muy
frecuente tanto en los pequeños
talleres, como en los grandes
corporativos, y quisiera pensar
que es una práctica no razonada,
que bien puede modificarse,
pues finalmente la grandeza de
una empresa se determina por el
compromiso y trabajo diario de
cada uno de los elementos que
integran el equipo.
A grandes males,
grandes remedios
Le preguntaban a un couch que
hacer con el jugador, que mos-
traba desinterés por trabajar
con el resto del equipo, y que
con frecuencia se quejaba de
las condiciones en las que en-
trenaba, mas sin embargo, era
el mejor anotador y la respuesta
fue directa y tajante “sáquenlo
del equipo” porque es preferible
entrenar y fortalecer las destrezas
de los jugadores que están moti-
vados y quieren llegar juntos al
campeonato, que seguir traba-
jando con alguien desmotivado.
La misma consigna se aplica o
debiera aplicarse en el caso de
trabajadores que han perdido
todo interés en seguir mejorando,
en superar sus propias metas,
que asisten a regañadientes a
laborar, que solo cumplen con
un horario, que no hacen ninguna
aportación nueva, pero que con
su actitud negativa, contaminan
al resto del equipo de trabajo,
coartan la iniciativa de quienes
tienen el ánimo de seguir ade-
lante, obstruyen el crecimiento
general y limitan el desarrollo y
capacidades de sus compañeros.
Aunque el capital humano es el
activo más valioso de cualquier
empresa, estas no debieran tener
miedo a la renovación de su per-
sonal, sobre todo en casos como
los descritos, porque una persona
que ha perdido el interés por su
trabajo, además de volverse im-
productiva, tarde que temprano
terminará, afectando al resto del
equipo, para alcanzar las metas
generales y particulares.
Motivación,
motivación,motivación
Es de entenderse el por qué las
empresas más exitosas, tienen
al mejor personal, la razón es
simple, un trabajador altamente
motivado, suele rendir más en
su trabajo, aprovecha mejor el
tiempo y alcanza con mayor faci-
lidad los objetivos de la empresa
a la que sirve. Pero no hay que
confundir la motivación con el
aumento de salario, esta es una
medida que no siempre es la
mejor, ni la que brinda mejores
resultados. Hay muchas otras
maneras de recompensar a quien
hizo un esfuerzo adicional para
ejecutar bien su trabajo.¿Qué tal
enviar una nota agradeciendo el
tiempo e interés a ese emplea-
do que hizo horas extras para
terminar un proyecto? Será un
reconocimiento que el trabaja-
dor tardará en olvidar. Tal vez,
el solo hecho de que el propio
jefe escuche a un trabajador, sea
suficiente para que este último
mejore su actitud y desempeño.
Una técnica aplicada por los
grandes corporativos para invo-
lucrar al trabajador es informar
al empleado de su rendimiento,
del fruto del departamento y del
de la empresa, para que él pue-
da obtener una idea clara de su
posición con respecto al resto de
trabajadores y de cuáles son los
objetivos a conseguir para mejo-
rar. Es importante que en cada
taller, cada fábrica o empresa se
tenga un especial cuidado en el
ambiente de trabajo que ahí se
vive, pues a nadie le gusta pasar
un tercio de su día rodeado de
malas caras y vibraciones negati-
vas. Cada empresa en particular
puede ir diseñando sus propios
esquemas de motivación, pero
si es muy importante que este
tema sea tomado en serio por
los directivos, para beneficio
de la propia empresa.