Página 4 - 389

Versión de HTML Básico

EDITORIAL
LÍNEA
Notimueble
2015
Al finalizar el año 2015, la administración
del presidente priísita Peña Nieto, ha resultado
un desastre económico.
No podemos hablar de democracia, en
un país donde no se respetan los derechos
humanos.
Editorial
Luis Pazos
www.notimueble.com.mx / Año 33 - Num 389 / 2015
EDITORIAL
Desastre económico, la administración de Peña Nieto
A
l f inal izar el año 2015, la
administración del presidente
P r i í s t a P e ñ a N i e t o , h a
r e s u l t a d o u n d e s a s t r e
económico, de acuerdo a los
números arrojados en su periodo, sobre
todo por el aumento en la recaudación,
a pesar de la baja de los ingresos por
ventas de petróleo, según analistas del
sector privado.
La baja inflación que tanto presumen,
no es producto de que los precios no han
subido, sino de una franca desaceleración
económi ca y una es t anf l ac ión, que
significa que no tan solo es baja inflación,
sino que no hay crecimiento suficiente,
por lo tanto en términos económicos se
define como estanflación.
Y s i n o h u b i e r a c r e c i m i e n t o s e
denominaría deflación, asi es que no nos
vengan que a pesar de la devaluación del
peso, frente al dólar, hay poca inflación.
La verdad el Secretario de Hacienda
piensa o cree, que la mayor ía de
la población, somos campesinos u
obreros, para desconocer de finanzas
públ icas y economía en general ,
son un ve rdade ro f r acaso como
administradores del Pais, desde que
llegaron, no han hecho otra cosa, sino
desinformar a los ciudadanos, saquear
los recursos económicos, asustar a
los causantes para que sigan pagando
impuestos, inventar unas reformas
que no han servido para nada, pero
eso si, han recuperado con creces
los 12 años que tuvieron fuera de la
administración federal.
El control que han ejercido con los
medios masivos de comunicación,
solo les ha servido parcialmente ya
que ahora gracias a las redes sociales,
el ciudadano se da cuenta de lo que
realmente pasa en el Pais, además
de las amas de casa, cuando van a
los mercados a comprar los víveres de
primera necesidad, se dan cuenta dela
verdadera inflación y no la que dicen
oficialmente.
El jefe de familia, que quiere comprar
casa o carro, se da cuenta del valor y
de como han subido los precios, pero
eso si, la inflación es baja.
Esperemos que el próximo año, ya estén
llenos y no quieran seguir saqueando
las arcas de las cajas de las diferentes
entidades federativas y reactiven el
mercado interno y ayuden a la población
que está pasando por serios problemas.
De las empresas mejor ni hablamos,
pues sino ayudan a la población, mucho
menos ayudarán a las empresas ya sean
comerciales o industriales.
La devaluación del peso, falta de previsión y exceso del gasto público.
Insaciables los políticos y funcionarios de cualquier nivel.