Página 6 - 394

Versión de HTML Básico

LUIS PAZOS
Ley 3 de3 no es la mejor solución para la corrupción.
L
a p e t i c i ó n d e g r u p o s
ciudadanos de publ icar la
dec l a r ac i ón de b i enes , l a
f i s c a l y de con f l i c t o s de
int ereses , conoc ida como
3de3 a los func ionar ios públ i cos ,
tuvo como respuesta del PRI-Verde,
pr incipal opos i tor a esa demanda,
que también se aplicara a todas las
empresas y personas que reciben algún
ingreso del gobierno.
Atrás de muchos actos de corrupción de
funcionarios públicos hay empresarios
y prestanombres del sector privado,
como lo señalo en el libro Los ricos
del gobierno, pero apl icar la 3de3
a más de 30 mi l lones y fami l iares
que reciben recursos del gobierno,
aumentaría costos y burocracia, no
reduciría la corrupción.
E s má s i mp o r t a n t e a c a b a r c o n
l a impun i dad . De 656 denunc i a s
penales presentadas por la Auditoria
Superior de la Federación (ASF) a la
Procuraduría General de la República
(PGR) , solo 19, menos de 3.0 por
ciento, han sido consignadas ante
los jueces.
El porcentaje de impunidad, de 97
por ciento, es debido a la fal ta de
acción de la PGR. La mayor ía de
expedientes están archivados.
La solución es que la ASF presente
directamente al Poder Judicial las
denuncias . Se puede combat i r la
corrupción sin más burocracia si las
procuradurías estatales y la federal
cumplieran con su trabajo.
En cuanto a las empresas privadas,
contratistas y sus dueños, el SAT tiene
elementos para investigar ingresos no
declarados, como lo hacen con amigos
y parientes del exgober panista de
Sonora, pero no con los gobernadores
priistas.
Es posible, sin la 3de3, local izar
ingresos ilegales de contratistas del
gobierno, pero ninguna autoridad los
investiga cuando hay presunción de
corrupción.
Es necesar io que, como en Bras i l ,
se recompense o reduzcan las penas
a quienes proporcionen datos para
loca l i zar propi edades , cuent as de
funcionarios públicos y contratistas
privados, que no concuerden con los
ingresos declarados o no prueben su
origen, y se aumenten los años para
que prescr iban o no los del i tos de
corrupción de funcionarios públicos.
E l s a qu e o d e Es t a do s , emp r e s a s
estatales y las compras con sobreprecios
en los tres niveles de gobierno no son
por no hacer públicos los patrimonios
de los funcionarios y contratistas, sino
porque la autoridad que los investiga,
como la ASF, no tienen el apoyo de
otras, como la PGR o las autoridades
estatales, para darle seguimiento y
castigar los delitos de corrupción.